10 noviembre, 2018

Dragón de Komodo

dragón de komodo

¿Que tipo de animal es el Dragón de Komodo?. ¿Cuales son sus características e información relevante?. ¿Nutrición y que come el dragón de Komodo?. ¿Cual es el ciclo de vida de este lagarto?. ¿Donde vive el dragón de Komodo?. ¿Se encuentra en peligro de extinción?. ¿Por qué es tan peligroso este lagarto?.¿Qué tipo de bacterias y toxinas contiene su saliva?

Taxonomía del dragón de Komodo 
HábitatIndonesia 🌍
Tamaño2,5 a 3 metros 📐
Peso70 a 91 g ⚖
Esperanza de vida50 años 💓
Nombre en inglésKomodo dragon 🦎
Nombre científicoVaranus komodoensis ✅

 

En este artículo preparado por el equipo de Solo reptiles encontraras TODA la información que siempre te has preguntado sobre el lagarto más peligroso.  Todo ello junto a fotos, imágenes y vídeos.

 

¿Qué es un Dragón de Komodo?. ¿Qué tipo de animal es?

Estos lagartos pertenecen a la especie de los saurópsidos, concretamente a la familia de los varánidos. Es un reptil (no un anfibio ni mamifero) que se desplaza por la tierra, y lleva su panza arrastrándola por el suelo. Su nombre científico es Varanus komodoensis, aunque popularmente se les conoce con otros nombres, como monstruo de Komodo o varano de Komodo. Las características del lagarto de Komodo hacen que sea un animal muy singular, pues se trata de la especie de lagarto más grande de nuestro planeta, así como la más pesada.

Estos suelen ser de colores verdosos y marrones oscuros, o incluso negro.

Es un animal ectotermo (esto significa que regulan su temperatura a partir de la temperatura ambiental), por lo que son mucho más activos durante el día, si bien también mantienen alguna actividad nocturna.

Los dragones de Komodo poseen una cabeza aplanada y grande con un hocico prominente, piel escamosa, dura y resistente, unas extremidades robustas y una cola alargada y sumamente fuerte que puede llegar a alcanzar el mismo tamaño de su cuerpo. Poseen oídos y fosas nasales, aunque ambas son deficientes. Las nariz de estos animales no es de gran utilidad para percibir olores, dado que carecen de diafragma. Sin embargo, su visión es tan impresionante, que son capaces de avistar objetos a más de 300 metros de distancia, e incluso, pueden ver en colores. Esta excelente característica de su visión se ve muy mermada al ponerse el sol.

 

La mordida de este animal es muy poderosa. Poseen unos 60 dientes serrados que llegan a medir hasta 3 centímetros, los cuales les sirven para desgarrar a sus presas. Estos dientes los suelen cambiar a menudo, pues al desgarrar a sus presas los suelen perder. Sin embargo, estos vuelven a crecer sin mayor problema.

El dragón de Komodo posee una fabulosa lengua bífida, de color amarillo y muy larga, similar a la de la serpiente. Cada uno de los dos extremos de la lengua bífida capta moléculas de presas o de carroña y las traslada a un órgano sensorial de la boca, que le marcará el camino a seguir. Esta lengua, al igual que a muchos reptiles, como las serpientes, les sirve para oler, detectar sabores, y percibir estímulos.

A pesar de su robusto tamaño, el dragón de Komodo es un excelente nadador, y puede ser descubierto nadando a las islas cercanas o a millas de la costa.

 

¿Cual es el hábitat natural del dragón de Komodo? Ecosistema

El dragón de Komodo real suele habitar en lugares cálidos, secos y  abiertos, de vegetación moderada con hierbas altas y arbustos, y en las zonas bajas de bosques tropicales.

habitat del dragón de Komodo en el archipiélago indonesio

El origen de los dragones de Komodo se encuentra en las islas de la Sonda, en el archipiélago indonesio al sur de Malasia y Tailandia (no son nativos de las islas galápagos, como mucha gente piensa) y al norte de Austrália. Además los podemos también ubicar en diversas localizaciones, como en Bali, o en las islas de Komodo, Flores, Gili Dasami, Gili Montang, Rinca y Padar. Aun así, el hábitat de los dragones de Komodo también puede incluir otras áreas como playas y zonas costeras, elevaciones montañosas y lechos secos de los ríos en Sri Lanka. Las especies más jóvenes de este lagarto son arbóreos, distribuyéndose frecuentemente en lo alto de los árboles, aunque por lo general, cualquier zona cálida y con cierta vegetación será más que suficiente para que puedan vivir hasta los 8 meses de vida.

 

¿Qué comen los dragones de Komodo?

Los dragones de Komodo son reptiles carnívoros. La carne que consumen puede proceder de presas vivas, aunque principalmente provendrá de carroña que han encontrado gracias a su lengua, la cual detectará presas hasta a 6 kilómetros, aumentando hasta los 9,5 kilómetros de distancia si el aire sopla a favor. Estas presas suelen ser aves, pequeños mamíferos, serpientes, peces, cangrejos y caracoles, aunque pueden llegar a cazar otros mamíferos más grandes, como búfalos de agua. Se han dado casos en los que los más grandes de esta especie devoraban en situaciones de hambre a los más pequeños dragones de Komodo, por lo que se podrían considerar caníbales. Los ejemplares jóvenes se alimentan de insectos, huevos, geckos y pequeños mamíferos.

Para cazar, estos lagartos tienden emboscadas a sus presas. Cuando localizan a su presa, se quedan inmóviles hasta que esta se acerca lo suficiente, para después lanzar una mordida contra su vientre o cuello. Si la presa logra escapar, el veneno de su saliva hace el resto, acabando con ella a las pocas horas o dejando la presa mermada para futuras emboscadas de otros dragones de Komodo. Otro elemento que usan estos reptiles para cazar es su larga y poderosa cola, la cual puede llegar a noquear a mamíferos mas grandes, como cerdos o ciervos adultos.

Una vez han derribado a la presa, con ayuda de sus garras traseras y de sus afilados dientes comienzan a desgarrarla, dividiéndola en grandes trozos de carne que se tragan. Al igual que las serpientes, poseen una mandíbula desencajable, la cual les permite tragarse pequeños mamíferos de una sola vez sin necesidad de trocearlos (como en el vídeo que se muestra más abajo, son capaces de comerse un mono sin necesidad de trocearlo). Para ayudarse a tragar las presas, usan su saliva, la cual los lubrica.

Este proceso de tragarse a sus presas puede ser muy largo, de hasta 15 minutos, por lo que tienen que hacer uso de un pequeño conducto debajo de su lengua para la respiración, ya que de otro modo se asfixiarían.

¿Sabías que el dragón de Komodo puede llegar a ingerir en una sola comida el equivalente al 80% de su masa corporal?. Además, son de digestión y metabolismo muy lento, lo que les lleva a poder sobrevivir un año entero realizando solamente 12 comidas. Una vez han ingerido estas presas, se tienden al son para ayudarse a realizar la digestión. De caso contrario, si el alimento pasara demasiado tiempo en el estomago, podría llegar a pudrirse, y enfermar el reptil.

Los dragones comparten las presas si hay alimento en abundancia, pero se pelean si este escasea. Pocas veces acaban gravemente heridos. Al igual que todos los animales venenosos, los dragones de Komodo son inmunes a su propia mordedura tóxica. En estas situaciones los machos de mayor tamaño siempre suelen ser los primeros en comer, seguidos después por las hembras y los machos de menor tamaño, y finalmente los ejemplares más jóvenes que descienden de los árboles para comer una vez que los adultos se han marchado.

 

¿El dragón de Komodo es el lagarto más grande del mundo?. ¿Cuanto pueden llegar a medir y pesar?

De todas las especies de lagartos que existe, el varano de Komodo es el más grande. Este puede llegar a medir entre 2,5 y 3 metros siendo macho en sus etapas adultas, y entre 2 y 2,5 metros de tamaño siendo hembra. Por ello mucha gente piensa que son auténticos dinosaurios vivientes.

En cuanto al peso, los machos pueden alcanzar unos pesos que oscilan entre los 80 y los 91 kilos. Por su parte, las hembras rondaran unos pesos próximos a los 70 kilos.

El espécimen salvaje más grande del mundo midió 3,13 metros de longitud y pesó 166 kilogramos (incluida la comida sin digerir). Estos extraordinarios tamaños, combinado con su inexistencia de depredadores en su etapa adulta, les convierte en los superdepredadores de las zonas en las que viven.

En cuanto a su ciclo de vida, los dragones de Komodo pueden llegar a vivir hasta 50  años, aunque como con todas las demás especies, su longevidad se verá prolongada si recibe unos cuidados óptimos, como los que le brindarían en zoológicos.

dragon de comodo calentándose al sol en un zoo

Además, y probablemente al contrario de lo que muchos puedan pensar, pueden correr, y son muy rápidos. Estos pueden alcanzar una velocidad máxima de 20 kilómetros por hora en distancias cortas.

 

Reproducción de los dragones de Komodo

Los vanaros de Komodo son ovíparos, se reproducen mediante huevos.

Estos animales alcanzan su madurez sexual a los 3 o 5 años. En algunas ocasiones, practican una reproducción por partenogénesis. Esta curiosa reproducción significa que las hembras no necesitan entrar en contacto con un macho para fecundar sus huevos. De estos huevos solo saldrían adelante los huevos con genes masculinos, mientras que los que contienen genes femeninos no. Esta adaptación genética reproductiva de los dragones  que permite a una hembra entrar en un ecosistema aislado (una isla por ejemplo) y producir crías masculinas, estableciendo así una población activa capaz de reproducirse sexualmente y perpetuar la especie.

Durante la época de apareamiento, dos machos de dragón de Komodo cuyos territorios se solapen se enfrentarán entre sí por el derecho a aparearse. Son peleas de poder, no batallas a muerte. Los perdedores se marchan y los ganadores transmiten sus genes. Tras esto, el  vencedor se acercará a la hembra para lamer su cuerpo. Si la hembra lo acepta, lamerá también al macho, lo cual dará comienzo al apareamiento. Los dragones de Komodo pueden ser monógamos y formar vínculos de pareja, un comportamiento poco común en los lagartos.

Durante los meses de apareamiento la hembra se vuelve altamente agresiva, por lo que el macho la inmovilizara para no salir herido durante el coito. En los días posteriores, el macho se quedará con la hembra para evitar que otro macho se acerque a ella.

Posteriormente, cerca de 20 huevos serán depositados en el mes de septiembre en pequeñas guaridas de telégalos abandonadas (aves galliformes de mediano tamaño en Indonesia), las cuales taparan después con hojas y ramas. Las huevos son incubados durante 7 u 8 meses, y eclosionan en abril del año siguiente, naciendo cuando los insectos son abundantes.

 

bebe de dragón de komodo recién salido del cascarón

Las crías de dragones recién nacidas, una vez salen del cascarón suben rápidamente a los árboles, donde permanecen la mayor parte de su primer año de vida. Allí comen insectos, huevos de ave y otros lagartos, una buena forma de practicar la caza de presas más grandes que deberán realizar una vez abandonen la seguridad del follaje. Es habitual ver como los más pequeños de esta especie, cuando bajan a alimentarse de presas muertas, se revuelcan sobre las tripas y/o excrementos del cadáver, para así evitar que otros dragones de Komodo más grandes y hambrientos les detecten.

 

¿Los dragones de Komodo se encuentran en peligro de extinción?. ¿Cuantos quedan?

Son tan carismáticos como los leones o los osos panda, sin embargo el futuro del lagarto más monstruoso de la Tierra es incierto.

Debido a su tamaño, fuerza y el veneno que producen, el dragón de Komodo no tiene depredadores naturales. Sin embargo, a menudo son atrapados y muertos por los seres humanos.

La Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN lo califica como especie vulnerable debido a que existen menos de 5.000 dragones de Komodo en estado salvaje. Para intentar protegerlos, en la actualidad se lleva un estricto censo de dragones de Komodo en su hábitat natural. En las islas Gili la población se aproxima a 200 ejemplares, 1.300 en la isla de Flores, 1.700 en la isla de Komodo y el resto se encuentra en la isla de Flores.

saliva del dragón de komodo es altamente venenosa y puede matar a sus presas si logran huir de el

Existe la preocupación de que solo queden menos de 400 hembras en estado de reproducción. La actividad volcánica, la pérdida de hábitat, los incendios (la población de la isla de Padar fue casi destruida debido a un gran incendio, y desde entonces ha desaparecido), la escasez de presas, el turismo y la caza furtiva se sitúan como los factores más importantes del deterioro de la especie.

La emoción de la caza fomenta que este tipo de deportistas viajen con frecuencia a estas zonas remotas para la caza de este lagarto. Los aldeanos aceptan dinero a cambio de ayudarles a hacerlo y, a pesar de que la caza es ilegal, continúa.

 

La saliva del dragón de Komodo

El dragón de Komodo es venenoso y peligroso. Diversos estudios a lo largo de los años han demostrado que los Varanus Komodoensis tiene en su boca un arma muy efectiva, una mordedura muy infecciosa. Esto se debe a que su baba contiene toxinas muy virulentas de 29 tipos de bacterias Gram positivas y 28 bacterias Gram negativas. También se ha demostrado que mientras la baba de los ejemplares salvajes contienen las propiedades infecciosas anteriormente mencionadas, los especímenes criados y alimentados en cautividad el veneno no existe.

En 2009, investigadores de la Universidad de Melbourne demostraban que losdragones de Komodo poseen dos glándulas de veneno en la mandíbula inferior. Al extraer una de estas glándulas de la cabeza de un espécimen enfermo terminal en el Zoo de Singapur, comprobaron que secretó un veneno que contenía varias proteínas tóxicas diferentes. Entre las funciones conocidas de estas proteínas se incluyen la inhibición de la coagulación de la sangre, bajada de la tensión arterial, parálisis muscular e inducción a la hipotermia, lo que conduciría a una conmoción y pérdida de consciencia en las presas víctimas de su mordedura.

dragón de komodo abriendo la boca y mostrando su saliva venenosa

 

Por lo tanto, tiene una utilidad única esta saliva. Si las presas lograsen huir tras el mordisco, este gigantesco lagarto las terminaría encontrando gracias a su olfato y los sonidos que emiten. Las presas también podrían acabarían muriendo a consecuencia de los desgarros causados o por la infección de las heridas.

 

¿Los dragones de Komodo representan un peligro para los humanos?. Su ambidiosidad.

Los ataques y mordiscos a humanos de dragones de Komodo pueden ocurrir, pero no son especialmente frecuentes.

La mordedura de un dragón de Komodo en cautiverio no es especialmente peligrosa, pero en cualquier caso, tanto si nos muerde un ejemplar cautivo o salvaje, será imprescindible acudir a un centro de salud para recibir tratamiento a base de antibióticos. Tras la mordida de este animal, un humano experimentaría pérdida de sangre o infecciones, hasta que el individiuo se encontrara completamente indefenso. En ese momento se produciría el ataque, cuando el dragón de Komodo utilizaría sus dientes y garras para despedazar y alimentarse.

Se tiene constancia de diversos ataques a humanos. En 2007 un dragón particularmente hambriento (era temporada seca) se lanzó sobre un niño de 8 años que estaba haciendo sus necesidades detrás de un arbusto y literalmente lo partió en dos.

También debemos indicar que se tiene constancia de que en ocasiones han desenterrado tumbas poco profundas para alimentarse de cadáveres humanos.​ Esta costumbre de saquear las tumbas hizo que los habitantes de la isla de Komodo las trasladaran de los suelos arenosos a otros de tipo arcilloso y que apilen piedras sobre ellas para evitar estos saqueos.

 

¿Puedo tener un dragón de Komodo como mascota doméstica?

La respuesta es no. Este lagarto se trata de una especie vulnerable que está protegida. Por consiguiente no es doméstica, su comercio es ilegal y no se le puede poner precio.

Cabe recordar que puede envenenarnos, aplastarnos, mordernos, lacerarnos con sus enormes garras, machacarnos a coletazos y despedazarnos vivos, aunque le demos alimento y agua suficiente.

Aún así, hay gente que prefiere arriesgarse y adquirir uno con el comercio ilegal y clandestino de especies. Para ello se deben tener a buen recaudo, en instalaciones apropiadas que solo puede garantizar un zoo.

dragon de comodo no se puede tener como mascota

En verano de 2018 se localizó el primer dragón de Komodo en Europa, concretamente en una casa de Cornellà , Barcelona. El poseedor del Komodo, guardaba además de una pistola de fogueo, lo que señala un perfil de traficante, y otros reptiles poco recomendables como una serpiente de cascabel (Crotalus atrox, cascabel diamantina) y un lagarto enchaquirado o acaltetepón mexicano (Heloderma horridum, pariente cercano del Gila), extremadamente venenoso. También tenía cuatro pitones, una boa, una culebra hocico de cerdo, un par de varanos (primos del Komodo) y dos serpientes Elaphe Guttatus (culebras del maíz americanas). Todo ello acabo siendo intervenido por la Guardia Civil y entregado a un zoológico.

 

Dragón de Komodo
5 (100%) 3 vote[s]

 

Deja tu comentario

avatar
  Subscribe  
Notify of