Esqueleto de las serpientes

¿Como es el esqueleto de las serpientes? o ¿Las serpientes tienen esqueleto?. Estas son preguntas que nos surgen cada vez que vemos lo flexibles que son las serpientes. Estas pueden escabullirse por medio de espacios estrechos para escapar de los predadores o bien para apresar presas. Por tanto, dado lo flexibles que son, es de suponer que las serpientes no tienen huesos.

Esqueleto serpiente

 

Entonces… ¿Las serpientes tienen huesos? Bien, pues la verdad es que las serpientes tienen más huesos que los humanos. No obstante, tienen menos géneros de huesos puesto que no tienen piernas, brazos, manos y pies complejos. Sus huesos pueden agrietarse y romperse, si bien su estructura les da habilidades únicas de las que carecen los humanos.

 

¿Las serpientes tienen esqueleto y huesos en su cuerpo?

Las serpientes son vertebrados. Tienen huesos y cartílago.

Sus huesos les dan estructura y defensa para los órganos internos esenciales, que son frágiles dada su longitud y también incapacidad para resguardarse con sus brazos y piernas como nosotros.

Puesto que son tan flexibles, se podemos pensar que los huesos de serpiente están hechos de cartílago. No lo son. Son del mismo material que nuestros huesos.

 

¿Cuántos huesos existen en el esqueleto de las serpientes?

Las víboras tienen considerablemente más huesos que los humanos. La única diferencia es que mientras nosotros tenemos una pluralidad de huesos, las serpientes tienen considerablemente más costillas, lo que tiene sentido cuando se piensa en ello.

Las serpientes tienen esqueleto

 

Con el paso del tiempo se ha observado que la longitud de una serpiente se relaciona con la cantidad de vértebras que tiene. A más longitud de la serpiente, más vértebras tenía.

Por ejemplo:

  • Una pitón que capturaron tenía prácticamente 450 vértebras. Incluyendo las costillas y el cráneo de la víbora, esta serpiente tenía cerca de 1200 huesos.
  • Las boas que miden cerca de 1,5 metros de largo tienen un promedio de 250 vértebras. Estas serpientes tienen en torno a 700 huesos.
  • Los seres humanos tenemos solo 206 huesos. Cada una de nuestras manos tiene 27 huesos, y cada pie tiene 26 huesos. Eso es más de la mitad de nuestros huesos solo en nuestras manos y pies

 

El esqueleto de las serpientes. Anatomía de la serpiente

Los esqueletos de las víboras, por contra, son alrededor del setenta por ciento de las costillas. No tienen manos, brazos, piernas y pies. Ni tan siquiera tienen omoplatos, y la mayor parte de las víboras tampoco tienen caderas. Tiene costillas hasta abajo.

 

Cráneo de la serpiente

Las víboras claramente tienen cráneos. No obstante, son diferentes de los cráneos que tienen los humanos, lo que se debe eminentemente a la manera en que comen su comida. Como sabes, las víboras deben abrir sus bocas impresionantemente grandes para comer su comida entera.

Es de este modo como pueden comer presas que son una vez y media más grandes que su cabeza (prácticamente tal y como si se comiesen una sandía entera de una sola vez). Como tal, los cráneos de víbora tienen más partes móviles que los nuestros.

Esqueleto de serpiente cobra

 

Entonces, ¿las serpientes tienen mandíbulas? Las serpientes tienen 2 mandíbulas largas que corren a lo largo del cráneo, en la situación normal. Mas estas 2 mandíbulas no están conectadas por una barbilla como la nuestra.

No existe nada que los conecte, lo que quiere decir que pueden estirar sus mandíbulas a fin de que quepan presas más grandes que sus cabezas.

 

¿Las víboras tienen caderas?

Si bien las serpientes no tienen piernas, ciertas serpientes tienen caderas toscas. Se pueden localizar en víboras primitivas, que son afines a sus ancestros de hace millones de años.

Para comprender qué caderas tiene una serpiente, hay que saber de qué manera se llaman los huesos individuales. La parte más grande del hueso de la cadera es el ilion, que es la parte grande y redonda de cada lado.

La serpiente tiene esqueleto

 

Estos son los huesos que puedes sentir cuando pones las manos en las caderas. Más abajo está el isquion, sobre el que te sientas. Este es el acetábulo que conecta con las piernas, y el pubis que conecta con nuestros músculos. Todos estos huesos no son verdaderamente «huesos», sino más bien un hueso grande de la cadera.

Las boas y pitones tienen caderas básicas que no utilizan. Tienen un ilion largo y estirado. Está pegado a su columna vertebral como nuestros huesos de la cadera.

La mayor parte de las serpientes ciegas tienen un hueso completo de la cadera como el nuestro, con un ilion, pubis y también isquion. Otras especies de víboras ciegas tienen 2 huesos a cada lado.

 

¿Las serpientes tienen piernas?

No, pero algunas especies de serpientes tienen enanos restos de las patas que tenían sus ancestros. Estos son llamados patas traseras vestigiales o bien espolones pélvicos. De nuevo, solo los hallarás en víboras primitivas.

Las boas y las pitones tienen patas traseras vestigiales. Aparecen como pequeños espolones en la cola de la víbora, al lado de su cloaca. No están pegados al esqueleto.

 

El esqueleto de las serpientes. Esencial para poder moverse

Las serpientes parece que se mueven sin esmero, sin importar lo más mínimo exactamente en qué superficie se hallen. Su movimiento plano y incesante prácticamente da la sensación de que flotan sobre el suelo, sin huesos, lo que explica la idea equivocada de que las serpientes no tienen huesos. Entonces, ¿de qué forma se las arreglan para planear y deslizarse como lo hacen con un esqueleto tan complejo?

Esqueleto de las serpientes

 

Todo está en los músculos de la serpiente. Los músculos entre sus costillas y los músculos sobre sus costillas se mueven en sincronización a fin de que puedan moverse. Sus costillas se aproximan más por una parte y se apartan más por el otro a fin de que puedan doblarse en la manera tradicional de S que una víbora utiliza para moverse.

Estos son exactamente los mismos músculos que los constrictores utilizan para tensar en torno a su presa.

 

¿Los huesos del esqueleto de las serpientes se pueden partir?

Claramente pueden, por exactamente las mismas razones que los huesos humanos pueden romperse. Sus costillas son parcialmente delgadas y tienen muchas, con lo que pueden romperse sencillamente. No obstante, las serpientes salvajes no acostumbran a hallar situaciones en las que puedan romperse los huesos, exceptuando caer de una gran altura.

En cautiverio, hay más peligro de que se rompan un hueso. Podría ser cuándo:

  • Los mantienes demasiado apretados cuando los estás manejando.
  • Se te caen accidentariamente cuando las estás manipulando, lo que puede acontecer sencillamente si estás manipulando una serpiente que no sea una constrictora.
  • Algo cae sobre la víbora desde una altura

Para advertir donde una serpiente tiene los huesos rotos, la primera cosa que debe buscar es su reacción. Para iniciar, van a estar más inquietos o bien en modo defensivo de lo normal.

Esqueleto de una cobra

 

Asimismo puede apreciar que son precavidos o bien resistentes al manejo. Además de eso, busque cardenales y también hinchazón. Los moratones oscuros son difíciles de advertir en las víboras de color más obscuro.

La buena nueva es que como las serpientes son tan flexibles y tienen músculos fuertes, es rarísimo que se rompan un hueso. Si sospecha que su víbora puede haberse roto un hueso, debe efectuar una revisión inicial para buscar moratones y áreas lesionadas.

Si piensa que pueden tener un hueso roto, si bien no esté seguro, llévelos al veterinario.

 

Otros datos sobre el esqueleto de la serpiente

El esqueleto de las serpientes es una máquina difícil y refinada. Veamos ciertos hechos poco conocidos:

 

Las víboras no se luxan las mandíbulas

Es un término equivocado común que las serpientes desencajan sus mandíbulas para comerse a sus presas. No lo hacen, y en verdad, no pudieron hacerlo, pues sus mandíbulas no están unidas a su cráneo por las articulaciones, conque no existe nada que luxar.

Como afirmamos previamente, las serpientes tienen 2 huesos de la quijada inferior separados. Al estirar su quijada inferior, pueden comer grandes presas de una sola vez. No solo eso, no obstante, sino sus huesos de la quijada superior pueden hacer lo mismo. No hay una conexión directa entre sus maxilares superiores y el cráneo en sí (el cráneo es la parte que mantiene el cerebro y solamente).

Anatomía de las serpientes

 

Tampoco están sus huesos de la quijada superior unidos a los huesos de la quijada inferior. Esto quiere decir que las serpientes pueden hacer que sus mandíbulas sean impresionantemente anchas tanto horizontal como verticalmente.

No solo eso, sino su morro asimismo se puede desplazar de forma independiente, lo que les deja todavía más espacio cuando comen algo grande.

 

Las víboras pueden expandir su caja torácica

En los humanos, nuestras costillas están conectadas en 2 lugares. Estas son las vértebras de atrás y el esternón de adelante. Las costillas, por ende, forman una jaula completa, sin huecos (salvo los que hay entre las costillas, como es natural).

Las serpientes no tienen esternón. Sus costillas están unidas a su columna vertebral, lógicamente, y no tienen un esternón en el vientre. Si bien son más frágiles en la parte inferior, prosigue siendo provechoso.

Quiere decir que cuando comen una comida grande, pueden expandirse más que nosotros para acomodar lo que sea hayan comido. De ahí que que las grandes serpientes como las pitones reticuladas pueden comerse a los osos pequeños, corzos y otras presas extraordinariamente grandes.

Tener una caja torácica tan flexible asimismo quiere decir que pueden encogerse y exprimirse por medio de espacios estrechos. Sus órganos ya están aplastados y alargados en comparación con los nuestros, y el hecho de que no tengan esternón quiere decir que pueden dibujar en su caja torácica, haciéndola más delgada y pequeña. Esto les ayuda a escapar de los predadores escondiéndose en espacios minúsculos o bien cazando roedores en las madrigueras.

 

¡Valora este artículo!

Deja tu comentario

avatar
  Subscribe  
Notify of